La Cruz Roja Dominicana trabaja en una visión compartida contra el Zika

La República Dominicana ha reportado más de 5,000 casos sospechosos y confirmados del virus del Zika durante la epidemia. Un país tropical donde la mitad del año experimenta lluvias fuertes y una temporada de huracanes persistente como lo vimos con Irma y Maria en septiembre es el hogar perfecto para el Zika y otras enfermedades transmitidas por el mosquito.

“Estamos empezando a ver un cambio en la mentalidad de las personas. Nos están diciendo que quieren contribuir, que quieren prevén el Zika, pero hay factores sociales y económicos que no siempre lo permiten” – dice Leonardo Arias, punto focal en salud de la Cruz Roja Dominicana.

La Cruz Roja Dominicana fue uno de 5 países donde se lanzó el proyecto Acción Comunitaria frente al Zika (CAZ por sus siglas en inglés) el año pasado, en alianza con Save the Children, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR), y con el apoyo generoso de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés). Durante su primer año, el proyecto alcanzó más de 15,000 personas en 9 provincias del país e involucró más de 200 voluntarios de la Cruz Roja.

Construir una visión compartida

La semana pasada, la Sociedad Nacional trabajo con el personal del proyecto y los representantes de la FICR y Save the Children para construir una visión conjunta del proyecto para su implementación y la prevención del Zika en el año 2. Los socios de CAZ se reunieron con representantes del consorcio que implementa acciones de prevención del virus en el país, incluyendo el Ministerio de Salud, el Centro Nacional para el Control de Enfermedades Tropicales (CENCET), y la representación local del USAID, entre otros.

“Para asegurar una respuesta holística al Zika necesitamos trabajar con aliados. La prevención y el tratamiento del Zika no se enmarcan únicamente en la salud, sino también abarcan temas sociales y educativos. Nuestro reto es asegurar que las acciones que implementamos tengan un impacto a largo plazo y ayuden a prevenir las enfermedades transmitidas por el mosquito en el futuro, no solamente hoy, y para esto necesitamos alianzas sostenibles.” – resalta Ana Rebeca Díaz, delegada de la FICR en desarrollo organizacional.

Durante el segundo año de implementación, CAZ busca continuar a construir la relación con las comunidades que participan en las acciones y asegurar que las personas sean dueños de los cambios de comportamiento positivos que el proyecto fomenta. Para esto el equipo del proyecto se reunió durante 3 días para revisar los pilares del proyecto, que son el control de vectores, comunicación comunitaria y rendición de cuentas a la comunidad (CEA por sus siglas en inglés) y la vigilancia basada en la comunidad. Adicionalmente, el taller incluyo temas de monitoreo y evaluación, comunicaciones, recursos humanos, finanzas y otros temas administrativos.

Comprender el contexto local

El último día de la visita, los delegados de la FICR y el personal del proyecto visitaron la filial 89 de Arroyo Hondo para conocer a los y las voluntarias que apoyan el proyecto y acercarse al contexto de su trabajo diario.

Por ejemplo, una de las comunidades de la filial se ubica en un valle hondo que no cuenta con acceso vial. Aunque la zona se encuentra a solamente 10 minutes en carro del centro de Santo Domingo, la capital del país, la comunidad solamente puede acceder a la ciudad subiendo más de 1,600 escalones. Esto genera una vulnerabilidad a inundaciones, problemas de seguridad y la falta de rutas de evacuación en situaciones de emergencia. Puede ver el video abajo, donde Juan Orlando describe que hacen los voluntarios de la Cruz Roja en esta comunidad:

En el próximo año, CAZ continuará a trabajar con miles de dominicanos para promover la prevención del Zika y la concientización sobre otras enfermedades transmitidas por los mosquitos como es el dengue y la chikungunya.

Realizan taller de buenas prácticas y lecciones aprendidas

Originalmente publicada por la Cruz Roja Nicaragüense 

Como parte de las actividades de cierre, en la primera etapa del proyecto “Acción Comunitaria Frente al Zika” (CAZ por sus siglas en inglés), la Cruz Roja Nicaragüense llevó a cabo el pasado viernes 20 de octubre del corriente año, el Taller “Buenas Prácticas y Lecciones Aprendidas”.

Los objetivos principales del taller fueron el intercambio de experiencias, la recolección de las lecciones aprendidas y análisis de las debilidades y fortalezas de las acciones de la operación.

En esta iniciativa participaron socios claves del proyecto, tales como Ministerio de Educación (MINED), Ministerio de Salud (MINSA) y miembros de las filiales de la Cruz Roja de Somoto, Chinandega, Masaya, Granada y Rivas.

Cabe señalar que los ejes de trabajo en el que estuvo enfocado el proyecto fueron: vigilancia epidemiológica basada en la comunidad, la comunicación y participación comunitaria, el control vectorial y el apoyo psicosocial. Este proyecto se ejecuta con el apoyo técnico de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y Media Luna Roja, Save the Children y el generoso apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Asimismo, la apertura del taller contó con la presencia del Lic. Auner García, Director General de Cruz Roja Nicaragüense y el Ing. Marlon Rizo Muñoz, Coordinador del Proyecto Zika de la CRN.

La modalidad del taller consistió en la conformación de grupos de trabajo en las diferentes áreas. Allí, los participantes discutieron aspectos positivos y negativos de las acciones realizadas, y analizaron las lecciones aprendidas.

Finalmente, cada grupo planteó sus respectivos resultados, y en base a la información recabada, próximamente se elaborará un Informe de Evaluación sobre la acción conjunta de las organizaciones con las contrapartes nacionales e internacionales, de esta manera pactar los mecanismos a implementar en la segunda fase del proyecto CAZ.

Infografía: el conocimiento es clave para la prevención integral del Zika

La formación para el personal, los y las voluntarios, y las comunidades es un componente esencial para el proyecto Acción comunitaria frente la Zika (CAZ por sus siglas en inglés). Durante el primer año de la implementación, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) hizo un enfoque especial en asegurar la construcción de conocimiento en los agentes implementadores del proyecto, incluyendo el personal y los voluntarios de la Cruz Roja, y los otros socios del proyecto.

Descargue aquí un resumen infográfico de las actividades formación durante el primer año del proyecto CAZ. Lea más

Publicación: CEA – buenas prácticas alrededor del mundo

Originalmente publicado en ingles en este enlace

El trabajo con las comunidades es el punto focal de las acciones del Movimiento Internacional del Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (el Movimiento). La comunicación comunitaria y rendición de cuentas (CEA por sus siglas en inglés) es un proceso de y un compromiso de proveer información oportuna, relevante, accionable, y que salve y mejore la calidad de vida de las comunidades. Se trata del uso de canales más apropiados para escuchar las necesidades, la retroalimentación y las quejas de las comunidades, asegurando que puedan participar de manera activa y guiar las acciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Lea más

Tecnología para combatir el Zika: geolocalización y data móvil para el monitoreo de ovitrampas

Entre las herramientas para monitorear el mosquito que transmite el Zika, y otras enfermedades como el dengue y la chikungunya, la ovitrampa se destaca por su sencillez de uso y bajo costo, lo que facilita su sostenibilidad y aceptación de la comunidad.

En este sentido, la Cruz Roja Colombiana está utilizando ovitrampas como iniciativa piloto en 5 departamentos del país, con la participación de 100 familias y la instalación de 200 ovitrampas. Esta iniciativa forma parte del proyecto Acción comunitaria frente al Zika (CAZ por sus siglas en inglés, implementado por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), la Cruz Roja Colombiana (CRC), Save the Children y con el generoso apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés). Adicionalmente, las actividades se implementan en coordinación con las autoridades de salud a nivel nacional y local. Lea más

Socios del Proyecto Zika establecen los siguientes pasos de la respuesta en Colombia

El pasado 20 de octubre, representantes del proyecto Acción Comunitaria frente al Zika – CAZ (CAZ por sus siglas en inglés) participaron en una serie de reuniones en Medellín, Colombia; con el fin de compartir conocimientos, generando una articulación de acciones y continuar con los próximos pasos en la respuesta al Zika a nivel nacional.

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), la Cruz Roja Colombiana (CRC) y Save the Children se reunieron con los socios involucrados en las de prevención del Zika en el país, realizadas gracias al apoyo por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Lea más

Vigilancia basada en la comunidad para la prevención del Zika

Uno de los pilares en la respuesta al Zika y la prevención del virus desde la Oficina para las Américas de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) ha sido un fuerte enfoque en la vigilancia basada en la comunidad (VBC) del virus del Zika y el mosquito Aedes aegypti.

Durante la fase de respuesta a emergencia por la Operación Zika, la FICR y las Sociedades Nacionales desarrollaron una Caja de herramientas para la Vigilancia y Monitoreo Basados en la Comunidad con un enfoque en Zika, que se lanzó recientemente junto con su guía para los voluntarios sobre la implementación del protocolo en terreno. Esta publicación viene meses después del lanzamiento al nivel global de la guía sobre los principios básicos para la VBC. Lea más

USAID y Save the Children realizan monitoreo del proyecto CAZ en El Salvador

Originalmente publicado por la Cruz Roja Salvadoreña 

Delegados de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y Save the Children realizaron una visita de monitoreo en la comunidad Tikal Sur, en el municipio de Apopa; que es una de las zonas intervenidas por el proyecto Acción Comunitaria frente al Zika (CAZ por sus siglas en ingles), ejecutado por Cruz Roja Salvadoreña.

El proyecto se implementa gracias al apoyo financiero de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), en asocio con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) y Save the Children. Lea más

Tras mega tormentas Irma y Maria, debemos estar en alerta ante enfermedades transmitidas por los mosquitos

por Erin Law, experta de la FICR en salud pública y asesora global en Zika

Cuando tu casa ha sido destruida, pensar a largo tiempo es un lujo, por ejemplo, como será tu vida en un año o en una década. Mientras estas revisando que ha quedado de tus pertinencias, es poco probable que estés contemplando enfermedades transmitidas por el mosquito.

Mirar tan lejos en el futuro es un lujo que las personas que están examinando los escombros, volcando los techos corrugados, y arrastrando las ramas para descubrir lo que podría quedar, simplemente no tienen.

Ahora y en el futuro, el cambio climático está cambiando la forma en que experimentamos los desastres naturales. Un huracán, que atraviesa el Atlántico desde África y cae con toda su fuerza en las islas del caribe no es nada nuevo. Hay una razón porque llamamos la mayor parte de la segunda mitad del año la temporada de los huracanes. Lea más

Barbuda: las preocupaciones por la salud aumentan a medida que los evacuados planifican su regreso

“Cuando estábamos llegando a la costa en el barco, ya se podía ver que la isla fue destrozada”, comenta Laura Archer, especialista en salud de la Cruz Roja Canadiense desplegada a Barbuda.

“Los árboles y las líneas de energía caídos, la mayoría de los edificios sin techo, si no completamente destruidos. El hospital también está muy destruido, hay aguas estancadas, entre tantas cosas que se tienen que tratar inmediatamente en términos de la salud.”

Archer viajó a Barbuda como parte de un equipo de especialistas desplegado por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) para el apoyo de la respuesta de la Cruz Roja de Antigua y Barbuda. Lea más