“Para mí, lo más memorable es volver a visitar a las comunidades y encontrar que han tenido cambios de comportamiento frente al Zika; y la misma familia se convierte en replicador de buenas prácticas.”

Adriana Herrera es voluntaria en la Cruz Roja Colombiana, filial de Meta, y ha formado parte del Movimiento desde hacen 10 años. Ella empezó cuando aún era estudiante de medicina, motivada por los principios de la organización que son el prevenir y aliviar el sufrimiento humano. Durante el último año, ella ha participado de manera activa en concientizar, compartir información y promover la prevención del Zika, el Dengue y la Chikungunya.

Adriana ha participado en varias capacitaciones de la Cruz Roja. Hoy en día ella enseña a otros voluntarios de la Cruz Roja y a universitarios sobre el control de epidemias. También coordina visitas casa a casa en las comunidades más vulnerables para compartir mensajes claves sobre el Zika.

Los niños, las niñas y los jóvenes representan importantes agentes de cambio para la Cruz Roja, por lo cual una de las maneras en que los voluntarios enseñan en las comunidades es a través de los estudiantes en las escuelas locales. Para esto, Adriana ha participado en el diseño de juegos lúdicos para compartir mensajes de una manera divertida y permitir que los y las participantes puedan retroalimentar la información que reciben de la Cruz Roja.