Managua, Nicaragua. El 25-27 de abril especialistas técnicos del Equipo de Respuesta al Zika en las Americas de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) y el representante de la oficina regional de Save the Children visitaron la sede de la Cruz Roja Nicaragüense y sus filiales para trabajar con los equipos locales en la planificación, evaluación e implementación de actividades de prevención del virus de Zika.

El objetivo principal de la visita fue asegurar la coordinación con actores locales, quienes incluyen socios, donantes, filiales de la Cruz Roja Nicaragüense y sus voluntarios, y también las comunidades que forman parte del proyecto. Durante la visita los equipos de la FICR y de la Cruz Roja Nicaragüense sostuvieron reuniones sobre la evaluación de la línea base del proyecto Acción Comunitaria contra el Zika (CAZ por sus siglas en inglés), el monitoreo y evaluación del proyecto y posibles actividades piloto que serán implementadas en las comunidades. El equipo visitó también la filial de la Cruz Roja en Masaya, donde se reunieron con los y las voluntarias y los y las coordinadoras locales.

En los siguientes meses la Cruz Roja Nicaragüense y los socios del proyecto implementarán una serie de actividades para la prevención y la concientización sobre el virus del Zika. Esto incluye talleres para personal y voluntarios, campañas de prevención y limpieza en las comunidades, y el desarrollo de comités para la vigilancia basada en comunidad para el control vectorial.

“En este particular consideramos que el proyecto es de mucha importancia para nuestras comunidades. En primer lugar, porque existe un desconocimiento en la temática sobre el Zika y una confusión con los otros virus como el dengue y la chikungunya. Además, el proyecto nos permite reforzar nuestro rol auxiliar con el Ministerio de Salud, lo que hace una labor conjunta y unión de esfuerzos para incidir en el cambio de comportamientos, y que la población se empodere del trabajo para la eliminación de focos de contaminación.” – dijo Virginia Madrigal Iglesias, Directora de planificación y proyectos de la Cruz Roja Nicaragüense.

El objetivo del proyecto CAZ es de reducir la transmisión del virus del Zika y minimizar el riesgo de la microcefalia y otras enfermedades neurológicas asociadas con el virus en las poblaciones más vulnerables. Esta iniciativa de 3 años se enfoca en asegurar la participación comunitaria en la respuesta al Zika y tiene la meta de alcanzar 1.4 millones de personas en 8 departamentos en Nicaragua.

La visita forma parte de una serie de despliegues en el marco del proyecto CAZ. La actividad ha sido posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés) y se llevó a cabo en alianza con Save the Children.

Media contacts
En Nicaragua: Virginia Madrigal Iglesias, Directora de planificación y proyectos, Cruz Roja Nicaragüense – planificacionproyecto@humanidad.org.ni

En Panamá: Sergio Ferrero Febrel, Gerente de operación – respuesta al Zika en las Américas, FICR – sergio.ferrero@ifrc.org