La formación para el personal, los y las voluntarios, y las comunidades es un componente esencial para el proyecto Acción comunitaria frente la Zika (CAZ por sus siglas en inglés). Durante el primer año de la implementación, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) hizo un enfoque especial en asegurar la construcción de conocimiento en los agentes implementadores del proyecto, incluyendo el personal y los voluntarios de la Cruz Roja, y los otros socios del proyecto.

Descargue aquí un resumen infográfico de las actividades formación durante el primer año del proyecto CAZ.

Estas acciones han sido implementadas en coordinación con el Centro de Referencia en Preparación Institucional para Desastres (CREPD) en El Salvador, Save the Children y gracias al generoso apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés).

A la fecha, CAZ apoyo las Sociedades Nacionales en Colombia, El Salvador, Honduras, Nicaragua y la República Dominicana en la implementación de 18 talleres, con cada uno de los países participando en al menos 3 de estos y un total de 336 entregados a través de estos talleres. Los 4 módulos de formación impartidos son los siguientes:

  • Formación de formadores en tres especialidades en salud con enfoque en Zika
  • Vigilancia basada en la comunidad y recolección de datos móviles a través del open data kit
  • Apoyo psicosocial en emergencias
  • Control de vectores basado en la salud comunitaria y CEA (nueva metodología)

La estrategia de formación permite que el proyecto asegure una estandarización en el aprendizaje relacionado al Zika, lo cual se transmite al nivel comunitario por los voluntarios capacitados. También es una manera de asegurar la sostenibilidad del proyecto en el tiempo. Por ejemplo, los voluntarios ya empezaron las réplicas de los talleres en las comunidades, donde Honduras y Nicaragua han formado 460 y 1675 personas respectivamente; mientras que Colombia ha hecho formaciones relacionadas al Zika con casi 20,000 personas este año.

Durante los próximos dos años del proyecto, estas réplicas se multiplicarán para asegurar la capacidad relacionada a la prevención del Zika en las comunidades intervenidas. Adicionalmente, todas las formaciones se ampliarán, implementando más formaciones de formadores y replicando capacitaciones al nivel comunitario. La construcción de conocimiento integral en todos los niveles – Sociedad nacional, voluntarios y comunidades – apoyo la continuidad de las acciones en Zika durante y luego del ciclo de vida del proyecto.