La formación de personal, voluntarios y comunidades es un componente esencial para la efectiva implementación de los planes para combatir el Zika.

La Cruz Roja Colombiana realizó en Bogotá, del 29 de abril al 3 de mayo, una capacitación enfocada a formar formadores que puedan replicar el entrenamiento recibido en sus respectivas seccionales y comunidades. Para tal fin, se contó con la participación de 15 voluntarios de las seccionales de la Cruz Roja de Antioquia, Atlántico, Cesar, Córdoba, Cundinamarca, Magdalena, Meta, Santander, Tolima y Valle del Cauca.

El taller, impartido por facilitadores de la Cruz Roja Colombiana, de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) y del Centro de Referencia en Preparación Institucional para Desastres del Salvador, incluyó una parte enfocada en vigilancia y monitoreo basados en la comunidad, una estrategia clave para la detección y evaluación temprana desde el nivel comunitario de las condiciones de riesgo y presencia del vector transmisor de Zika, Dengue, Chikunguña u otras enfermedades. Otra parte se centró en el aprendizaje del manejo del conjunto de herramientas Open Data Kit (ODK), que facilitan la recolección y análisis de información sobre el virus Zika en las comunidades, a través de dispositivos móviles con capacidad de geolocalizar y compartir datos en tiempo real.

Juan Carlos Rocha, Coordinador de Capacitación Externa en la Dirección Nacional de Educación de la Cruz Roja Colombiana, comentó al respecto: “Lo que buscamos es que las personas voluntarias que vienen a participar en estos talleres, aparte del tema de aprender de epidemiología y de herramientas tecnológicas como ODK, sepan transmitir estos conceptos a otros voluntarios de sus seccionales”.

También destacó como logro excepcional el haber podido desarrollar, en el marco del proyecto Acción Comunitaria Contra el Zika (CAZ por sus siglas en inglés), el enfoque de mediación pedagógica, el cual se va a poder aplicar a todas las formaciones que imparte la Cruz Roja Colombiana, garantizando que la información que comparten personal y voluntarios de las distintas seccionales se transmita en un marco de responsabilidad social.

Por su parte, Katerina Escobar, enfermera voluntaria de la seccional Cruz Roja Antioquia y participante del taller, observó: “Yo tenía un preconcepto sobre ODK, que iba a ser difícil, pero me ha parecido que es una herramienta fácil, que todos pudimos aprender a manejar. Me parece que es una herramienta genial, que vamos a poder tener datos más rápidamente y que sobre todo los voluntarios de las seccionales lo van a poder hacer.

El taller incluyó igualmente una salida a terreno donde los participantes realizaron un ejercicio combinado en la comunidad de La Mesa (departamento de Cundinamarca) para poner en práctica los conocimientos adquiridos y aplicar el protocolo de vigilancia y monitoreo basado en la comunidad.

El proyecto Acción Comunitaria Contra el Zika (CAZ por sus siglas en inglés) es una iniciativa de Save the Children y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense a través de su Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID).