El pasado 21 de febrero, el equipo de Acción Comunitaria Contra el Zika de Cruz Roja Salvadoreña y sus comités de Control y Prevención Comunitaria junto con el Ministerio de Salud y el acompañamiento de representantes de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) visitaron 76 casas en el caserío La Galera, departamento de San Vicente, para identificar y erradicar posibles criaderos de mosquitos Aedes Aegypti y Aedes Albopictus y disminuir los riesgos de contraer el Zika.
Con el monitoreo de control de vector se identificaron criaderos en las viviendas por lo que la institución humanitaria inició la planificación de acciones para prevenir el desarrollo de los mosquitos transmisores del virus, siendo una de las actividades a efectuarse tanto en las comunidades como en los Centros Educativos: la implementación de jornadas de limpieza y educativas, así como la conformación de comités de control y prevención contra el Zika ; además de jornadas con clubes de embarazadas.

Según Joselyn Barahona del Comité de Control y Prevención contra el Zika del caserío La Galera, “Las personas están más conscientes de su hogar, limpian y arreglan más para evitar el zancudo transmisor del Zika. En el comité hemos empezado a hacer mapas de riesgos, marcamos las fechas en las que está lloviendo, hemos impartido charlas a las embarazadas, a los niños y adolescentes de la escuela y también hacemos campañas de limpieza en colaboración con el proyecto, pero todo ello gracias al apoyo y orientación que nos han brindado de Cruz Roja Salvadoreña”.
El proyecto Acción Comunitaria Contra el Zika se enfoca también en empoderar a voluntarios para que funcionen como actores clave en la lucha contra el mosquito transmisor del virus en sus respectivas comunidades.
“Es necesario reconocer la importancia de los voluntarios comunitarios en el proceso de reforzamiento de las capacidades dentro de las comunidades, con el fin de prevenir enfermedades. A su vez, es primordial enlazar a estos voluntarios comunitarios con el movimiento de la Cruz Roja, y así lograr aumentar la capacidad de acción de las mismas Sociedades Nacionales”, indicó Jan Gelfand , Director Adjunto de la Oficina Regional para las Américas de la FICR.

Este esfuerzo cuenta con la colaboración del Ministerio de Salud mediante sus promotores, quienes son los replicadores junto con los comités de las diferentes zonas del conocimiento que Acción Comunitaria Contra el Zika les brinda.
“Cuando el proyecto vino a la comunidad implementamos más el tema del Zika, porque de esto se tenía poco conocimiento. Ahora al preguntarle a la comunidad – ¿Qué es el Zika? – ellos pueden dar una respuesta; igualmente en las escuelas los alumnos, porque también ahí se han impartido las charlas evidenciándose mejoras en la salud como producto de los hábitos de higiene que ponen hoy en práctica las familias. Antes teníamos índices más altos de problemas de fiebres a causa del vector. Desde el año recién pasado no hemos tenido ningún caso y sin duda alguna la intervención que hicimos del Zika vino a ayudar muchísimo para contrarrestar este problema2, manifestó Francisco Solano, Promotor de Salud del Ministerio de Salud en San Vicente.

Estas actividades están siendo realizadas por Cruz Roja Salvadoreña en 13 comunidades de los municipios de San Vicente, Apopa, Quezaltepeque y Santa Tecla, las cuales son beneficiadas por el proyecto “Acción comunitaria contra el Zika” gracias al apoyo del pueblo estadounidense a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés) en alianza con Save the Children.