A raíz de la tormenta tropical Bret que golpeó Trinidad y Tobago en las primeras horas del 20 de junio de 2017, muchas áreas se vieron afectadas por fuertes lluvias, inundaciones y deslizamientos de tierra. Con las lluvias, algunas áreas reportaron una afluencia de mosquitos. En la región meridional de Penal/Debe, por ejemplo, diez días después de la tormenta, la Corporación Regional todavía realizaba evaluaciones de daños y ayudaba a los residentes afectados a limpiar sus casas y negocios.

Akeisha Benjamin, Coordinadora del Proyecto Zika con la Sociedad de la Cruz Roja de Trinidad y Tobago (CRTT) explica: “A medida que la gente está limpiando por las inundaciones, estamos enviando el mensaje de eliminar las aguas estancadas tan pronto como sea posible para eliminar los criaderos de mosquitos. Dado de que algunas personas tuvieron que evacuar e ir a refugios estamos animando a las personas afectadas a limpiar rápidamente. También estamos trabajando con las Corporaciones Regionales para difundir el mensaje”.

La CRTT inició su divulgación sobre el Zika el 1 de abril de 2017 como parte del Proyecto Zika del Caribe coordinado por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) financiado por el programa USAID. Su enfoque se ha centrado principalmente en la divulgación en comunidades y escuelas en áreas seleccionadas, sin embargo con el paso de Bret, han tenido que reducir sus actividades previamente planificadas para atender las necesidades que surgen en las zonas afectadas por las inundaciones.

En la lucha, la CRTT ha estado utilizando las redes sociales para llegar a la población de usuarios de Internet. Por ejemplo, hay un concurso sobre Zika en Facebook cada viernes que ha estado atrayendo mucha atención. Los usuarios de Facebook están invitados a contestar preguntas en la página de Facebook para tener la oportunidad de ganar un premio. La CRTT también realizó una Casa Abierta en su sede en el Día Mundial de la Cruz Roja el 8 de mayo de 2017 para que el público pudiera entrar y descubrir la gama de servicios y programas llevados a cabo por la Cruz Roja local.

Con la comunidad escolar en mente, se realizaron concursos de arte y oratoria sobre el tema de Zika, para aumentar la conciencia sobre el tema. Las escuelas participaron activamente en estas competencias hacia el final de la temporada escolar y los premios serán distribuidos a los ganadores cuando la escuela reanude en septiembre. Sin embargo, antes del cierre de las escuelas para las vacaciones de julio a agosto, la CRTT visitó varias escuelas primarias y secundarias, incluyendo la Escuela Primaria Gloster Lodge Moravian. Esta escuela tiene un grupo de la Cruz Roja conocido como “Enlace de la Juventud” que ha estado operando por varios años. Los estudiantes estaban muy contentos de dar la bienvenida al equipo de la CRTT con su bolsa de juegos.

Ray Anthony Warner, oficial de campo con el proyecto Zika de la CRTT explica: “Siempre estamos emocionados de llevar estos juegos a las escuelas porque es una forma divertida de compartir información importante con los niños y por extensión con los padres. Los profesores también están interesados ​​en tenernos porque ocupan a los estudiantes en una actividad educativa y recreativa. Lo que aprenden a través de los juegos les ayudará a tomar mejores decisiones en casa”.

De hecho, los maestros agradecieron la oportunidad de dar la bienvenida al equipo de la Cruz Roja. El maestro de escuela, Enal Mahabir, comparte: “Esta es una gran iniciativa de la Cruz Roja. Después de los exámenes siempre estamos buscando actividades para involucrar a los niños de una manera significativa pero divertida. Tratamos de hacer las cosas interesantes para ellos haciendo excursiones y sacándolos del aula, pero es aún mejor que la Cruz Roja venga a nosotros con estos juegos educativos. Refuerza lo que ya, como maestros, conocemos”.

Ciertamente el grupo mixto de estudiantes de los grados cuatro y cinco se divirtieron mucho jugando. Estaba lloviendo el día de la visita, por lo que los juegos se realizaron en interiores en lugar de en el patio al aire libre; sin embargo esto no humedeció el espíritu de los niños. Los juegos incluyen charadas donde los jugadores dramatizan las pistas de las tarjetas de referencia mientras sus compañeros de equipo tratan de adivinar las palabras correctas. En este caso las pistas están todas relacionadas con el virus Zika y sus síntomas. Otro juego es una adaptación del conocido juego de mesa serpientes y escaleras, pero en este caso los jugadores avanzan o retroceden al tirar un dado y dependiendo de sus respuestas a las preguntas relacionadas con Zika.

La coordinadora del proyecto Zika, Akeisha Benjamin, explica su estrategia: “Hemos estado utilizando el kit de herramientas para la comunidad desarrollado por la FICR en Ginebra. Reproducimos algunos de los juegos en proporciones de tamaño real y hemos estado usando esto en las escuelas antes de que cierren para las vacaciones. Durante las vacaciones, haremos actividades de puerta a puerta y planeamos llevar los juegos a las comunidades para eventos importantes como el Festival de Patrimonio de Tobago donde hay un día entero dedicado a “juegos que solíamos jugar” tema en el cual nuestros juegos encajan perfectamente”.

El Proyecto Zika Caribe de la FICR es un proyecto a escala regional destinado a contener la propagación del virus Zika, transmitido por mosquitos. Las actividades de divulgación están especialmente dirigidas a los niños como agentes de cambio con la esperanza de difundir el mensaje sobre la concienciación y la prevención de Zika para las familias y por extensión, las comunidades.

Gennike Mayers, FICR