Fortaleciendo técnicas de vigilancia y monitoreo comunitario en Honduras

Proporcionar a los participantes conocimientos y habilidades para el desarrollo de actividades de vigilancia y monitoreo basado en la comunidad (VMBC) como  parte de la respuesta a la enfermedad de Zika y su vector principal, el Aedes Aegypti, fortalecer habilidades para la recolección y análisis de información por medio de herramientas tecnológicas y facilitar técnicas didácticas para planificar, organizar e implementar actividades formativas en vigilancia basada en comunidad fueron los objetivos principales del curso que se desarrolló en el comienzo de agosto en Puerto Cortes, Honduras.

El curso “Vigilancia y Monitoreo Basado en la Comunidad y Open Data Kit (ODK) Nivel Básico”, desarrollado en conjunto entre Cruz Roja Hondureña, el Centro de Referencia y Preparación Institucional para Desastres (CREPD), la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y la Secretaria de Salud, pretende incrementar la capacidad de la Sociedad Nacional para realizar procesos de vigilancia y monitoreo ante la enfermedad de Zika agilizando la recolección de datos a través del utilizo de dispositivos móviles.

Más de quince voluntarios, referentes de salud y técnicos del proyecto Acción Comunitaria Contra el Zika (CAZ) de la Cruz Roja Hondureña y Save the Children que trabajan en ocho municipios del país participaron en la actividad, aprendiendo los conceptos clave de la VMBC y familiarizándose con la herramienta ODK para recolectar datos sobre la presencia del mosquito y de la enfermedad en las comunidades.

Ariel Mancía, voluntario en la Cruz Roja Hondureña desde más de 10 años, comenta: “El curso ha fortalecido mis conocimientos en la gestión de encuestas y en el funcionamiento de tecnologías como ODK. Utilizaré estos conocimientos para la aplicación de las encuestas CAPs* en las comunidades”.

Por su parte, Isaac Quintanilla, el también voluntario de la Cruz Roja, explica que la formación le ha permitido aprender a identificar los posibles criaderos de zancudos de una manera más eficaz. “También me ha capacitado para dar una mejor difusión sobre estos temas.” añade, con respecto al componente de mediación pedagógica, la cual ha sido incorporada en la formación para que los participantes puedan desempeñarse posteriormente como facilitadores.

La intención de este curso va más allá de reforzar las capacidades en vigilancia basada en comunidad y recolección de datos; también se enfoca en fomentar habilidades para la réplica de lo aprendido y el intercambio de saberes con las comunidades, con el fin de fortalecer en ellas estas mismas capacidades.” detalla Diany Romo, referente en vigilancia epidemiológica de la Federación Internacional y facilitadora.

La vigilancia y el monitoreo basado en la comunidad es uno de los pilares del proyecto CAZ y se implementa en los cinco países de ejecución del proyecto a través de formaciones de voluntarios y técnicos de la Cruz Roja y actividades regulares en las comunidades, con el apoyo de miembros de Comités comunitarios y la colaboración de la población.

*En el marco del proyecto CAZ, las encuestas CAPs (Conocimientos, Actitudes y Practicas) evalúan los conocimientos de la comunidad con respeto al virus Zika, antes, durante y después de la implementación del proyecto.

 

Esta publicación es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). El contenido es responsabilidad de Save the Children y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y no refleja necesariamente las opiniones de USAID o del Gobierno de los Estados Unidos.

Cruz Roja Hondureña y comunidades validan mensajes claves sobre Zika

Basarse en el conocimiento y la experiencia de la comunidad, en particular de los líderes locales, es fundamental para lograr que las acciones de un proyecto tengan un impacto efectivo y duradero en la población. En el caso del proyecto Acción Comunitaria Contra el Zika (CAZ por su sigla en inglés), implementado por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) y Save the Children, recibir insumos por parte de diferentes miembros de la comunidad permite evaluar si los materiales desarrollados para la prevención del virus Zika son adecuados y pueden ser entendidos y asimilados fácilmente.

En este sentido, coordinadores nacionales del proyecto CAZ de la Cruz Roja Hondureña están trabajando en conjunto con representantes de las comunidades, entre ellos, jóvenes, mujeres embarazadas y adultos mayores, en la revisión y validación de mensajes claves de prevención del Zika.

Doris Rodríguez, especialista en Educación de la Cruz Roja Hondureña, explica: “La importancia de validar los mensajes con las comunidades se vuelve inherente, ya que son ellas mismas que difunden los mensajes, los cuales deben de entenderse y estar con su “visto bueno” para que así se logre lo que como proyecto deseamos tanto, y eso es un cambio de comportamiento”.

En los talleres realizados en Villanueva y Omoa en mayo de 2018, los participantes recibieron materiales informativos con los mensajes que la Cruz Roja pretende transmitir a las comunidades con el fin de educar y lograr un cambio de comportamiento duradero en la población, especialmente en relación con la protección personal contra los mosquitos y las acciones de atención y apoyo a los bebes afectados por el Zika y sus familias.

Los grupos pudieron comentar libremente sobre el vocabulario, los mensajes y los dibujos presentados en los materiales y en conjunto elaboraron las siguientes recomendaciones:

  • Desarrollar materiales para distintas audiencias, por ejemplo, elaborando una versión para jóvenes y otra para mujeres, dando mayor enfoque a temas específicos, especialmente en el caso de mujeres embarazadas;
  • Utilizar imágenes o dibujos que sean tanto atractivos, para llamar la atención de las personas, como sencillos y fáciles de entender, de forma tal que los mensajes clave sean reforzados con elementos visuales;
  • Adaptar el vocabulario de los materiales al contexto local. Por ejemplo, en algunas regiones del país se usa la palabra “pabellón” en lugar de “mosquetero”.

El proceso de validación de los mensajes ha sido muy importante porque en las comunidades hay que llegar con una metodología que puede ser entendible. Este enfoque nos permite considerar la educación popular y usar palabras y explicaciones que la gente pueda entender, para que de verdad podamos hacer un trabajo de prevención”, comentó Mayra Bermúdez, representante del Municipio de Portería, quien participo en el taller.

A partir de esta actividad, la Cruz Roja Hondureña ajustará los materiales del proyecto CAZ siguiendo las recomendaciones recibidas por los participantes y los validará con la Secretaría de Salud para divulgarlos en las comunidades.

El proyecto Acción Comunitaria Contra el Zika (CAZ por sus siglas en inglés) es una iniciativa de Save the Children y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense a través de su Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID).

Acción comunitaria frente al Zika: resultados de la línea base

Si bien la mayoría de la gente ha oído hablar del virus Zika, todavía existen muchas brechas entre el conocimiento que poseen las comunidades, su actitud frente a la prevención del virus y lo que realmente hacen al respecto en la práctica.

Entre abril y agosto de 2017, el proyecto de Acción Comunitaria frente al Zika (CAZ por sus siglas en inglés) realizó una línea base para comprender los niveles de Conocimiento, Actitudes y Prácticas (CAP) sobre Zika en las comunidades donde trabaja el proyecto. El personal y los voluntarios de CAZ entrevistaron a casi 1.700 mujeres en edad reproductiva y realizaron más de 200 entrevistas en profundidad en las comunidades participantes de Colombia, El Salvador, Honduras, Nicaragua y República Dominicana. Lea más

Vigilancia basada en la comunidad para la prevención del Zika

Uno de los pilares en la respuesta al Zika y la prevención del virus desde la Oficina para las Américas de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) ha sido un fuerte enfoque en la vigilancia basada en la comunidad (VBC) del virus del Zika y el mosquito Aedes aegypti.

Durante la fase de respuesta a emergencia por la Operación Zika, la FICR y las Sociedades Nacionales desarrollaron una Caja de herramientas para la Vigilancia y Monitoreo Basados en la Comunidad con un enfoque en Zika, que se lanzó recientemente junto con su guía para los voluntarios sobre la implementación del protocolo en terreno. Esta publicación viene meses después del lanzamiento al nivel global de la guía sobre los principios básicos para la VBC. Lea más

Capacitación para voluntarios busca promover la acción comunitaria frente al Zika

El enfoque integral hacia la prevención del virus del Zika es una de las piedras angulares del proyecto Acción Comunitaria frente al Zika (CAZ por sus siglas en inglés). Con esto en mente, el equipo de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) ha desarrollado un taller para voluntarios y personal que se basa en las metodologías de Salud y Primeros Auxilios de Base Comunitaria (SPAC), control de vectores y participación comunitaria y rendición de cuentas a la comunidad (CEA por sus siglas en inglés). Estas tres perspectivas abarcan una capacitación técnica en control de vectores y la promoción de la salud frente al Zika, y al mismo tiempo aseguran un enfoque centrado en la comunidad a través del componente CEA. Lea más

El proyecto CAZ desarrolla la línea base sobre los conocimientos, actitudes y practicas alrededor del virus del Zika

San Pedro Sula, Honduras. La Cruz Roja Hondureña (CRH), la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), en alianza con Save the Children, y gracias al generoso apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés), están llevando a cabo una línea base sobre los Conocimientos, Actitudes y Prácticas (CAP) en el marco del proyecto Acción Comunitaria Frente al Zika (CAZ por sus siglas en inglés). Lea más