Caribbean National Societies unite to teach others how to fight mosquito borne diseases

We’ve all had the experience of being bitten by a mosquito. We also know that in some places mosquitoes are more present than others. Aside from spraying ourselves with mosquito repellent, what can we do stop the bites?

Mosquitos that carry Dengue, Chikungunya and Zika like to live near humans. We provide them with blood meals and places for them to breed. Mosquito eggs, which can turn quickly from egg to flying mosquito in around a week, get laid in the small amounts of water that can accumulate in trash left around where humans live and tanks and barrels that are not covered or regularly cleaned.

Cleaning up communities has been central to the fight against diseases carried by the Aedes aegypti mosquito in Red Cross’ work around the globe, but how does it get practically done? Red Cross National Societies from the Caribbean region developed the “How to do a Community Clean-up” guide in September 2019 to help answer this question.

All of the National Societies in our region have been working at the community level to reduce the risk of the Aedes mosquito. But we found that many others wanted to understand what the best way to do a clean up was. It is a logistical undertaking that needs more than academic theory. And no-one can tell us better how to do this than the project managers and field officers themselves” said Chantal Braithwaite, Senior Public Health Officer for the IFRC Caribbean Country Cluster Support Team in Trinidad and Tobago.

The short guide is a combination of experiences brought together by the International Federation of Red Cross and Red Crescent (IFRC) Caribbean Country Cluster Office. The simple and easy-to-adopt 13 step process was developed by 11 National Societies who were asked to order, vote, and add what was missing from previous guides. The guide also draws on the content explained in the Zika, Dengue and Chikungunya Toolkit, which lays out a community risk mapping process to drive longer term behaviour change.

The guide is available here.

The “How to do a Community Clean-up” guide was developed thanks to the Red Cross National Societies from Antigua and Barbuda, Barbados, Belize, the Bahamas, Dominica, Grenada, Guyana, Jamaica, Saint Lucia, St Kitts and Nevis, St Vincent and the Grenadines, Suriname and Trinidad and Tobago who provided recommendations, technical support and collaboration during the process.

La Cruz Roja de Guyana escucha rumores para combatir brotes de enfermedades

Click here for English version

por Erin Law, experta de la FICR en salud pública y asesora global en Zika

En los primeros días del brote de Zika, Andrea Phillips, coordinadora de la respuesta al brote de Zika de la Cruz Roja de Guyana, y su equipo de voluntarios se dieron cuenta de que tenían un desafío. Zika, un virus transmitido por mosquitos y transmitido sexualmente, estaba recibiendo mucha atención mundial y los científicos estaban luchando por aprender más sobre el virus y los riesgos que representaba para los bebés por nacer.

Antes, el Zika era desconocido en Guyana, y Andrea y su equipo se apresuraron a enviar mensajes esenciales a las comunidades. Disminuir los riesgos de ser picado por el mosquito Aedes aegypti, que propaga el virus, y disminuir el riesgo de transmisión a las mujeres embarazadas fue clave. Pero escuchaban preguntas de las comunidades que no se alineaban con los hechos: la gente preguntaba si el Zika se producía a propósito en un laboratorio, si realmente se diseminaba por los mosquitos, y si era sólo un método de control de la población.

El equipo de la Cruz Roja de Guyana recopilaría datos sobre dónde estaban trabajando, a quién contactarían y qué mensajes iban a transmitir, pero este otro tipo de comentarios que escuchaban parecían demasiado importante como para ignorarlos. “Si la gente cree estos rumores, es posible que no tomen medidas para protegerse a sí mismos y a sus comunidades“, dijo Andrea.

Antes de comenzar con las visitas a los hogares, Andrea habló con su equipo de voluntarios sobre la importancia de capturar estos comentarios. Explicó que, “Incluso cuando la información es incorrecta, necesitamos entender los rumores que se están difundiendo para poder asegurarnos de que nuestros voluntarios estén preparados para responder y poder desarrollar mensajes para combatir estos rumores“.

Al final de cada día de visitas a hogares, Andrea les pide a los voluntarios que le comenten acerca de lo que escucharon y cómo respondieron. Al día siguiente, antes de regresar al campo, les informa sobre los rumores que deben estar preparados a desmontar a través de mensajes mejorados. Andrea documenta los rumores en una simple hoja de cálculo, registrando cuándo y dónde fueron escuchados. Ella usa esta hoja de cálculo para asegurarse de que los mensajes de la Cruz Roja de Guyana aborden las inquietudes de la comunidad y combatan la desinformación.

Trabajamos estrechamente con las comunidades y ellos son los expertos, por lo que no sólo queremos decirles qué hacer. Cada vez que vamos a las comunidades vamos a conversar, estamos allí para compartir y escuchar“, explica Andrea.

El trabajo en el que Andrea ha sido pionera en Guyana les ayudará a responder a futuras amenazas de salud y brotes de enfermedades. La experiencia de la Cruz Roja de Guyana se utilizó en el desarrollo de una breve guía regional sobre gestión de rumores “Rumores: ¡escuche, compruebe, participe!”. La guía se basa en la guía de rumores de CDAC Network “Corre el rumor: una guía de práctica para trabajar con rumores” y ayuda a 13 países del Caribe en su respuesta al brote de Zika.

El proyecto de prevención y respuesta al Zika en el Caribe trabaja en 13 países del Caribe para reducir el riesgo de contraer el virus del Zika y otras enfermedades transmitidas por mosquitos Aedes en el Caribe de habla inglesa y Suriname. Este trabajo es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) bajo los términos de la Subvención de Enfermedades Infecciosas PIO de USAID 2008-2018, subvención No. GHA-G-00-08-00006. El contenido de este artículo no refleja necesariamente los puntos de vista del gobierno de los Estados Unidos.