El pasado 20 de octubre, representantes del proyecto Acción Comunitaria frente al Zika – CAZ (CAZ por sus siglas en inglés) participaron en una serie de reuniones en Medellín, Colombia; con el fin de compartir conocimientos, generando una articulación de acciones y continuar con los próximos pasos en la respuesta al Zika a nivel nacional.

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), la Cruz Roja Colombiana (CRC) y Save the Children se reunieron con los socios involucrados en las de prevención del Zika en el país, realizadas gracias al apoyo por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

La FICR y la CRC participaron en la reunión nacional con las organizaciones e instituciones que realizan acciones con relación al Zika, los proyectos de base comunitaria y el Ministerio de la Salud, con la representación del Instituto Nacional de Salud. Las ponencias fueron presentadas por las autoridades de la salud pública, la Universidad de Monash y Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales (PECET), Premise, WeRobotics, Profamilia, y la Unidad de Vigilancia Entomológica del Instituto Nacional de Salud (INS).

“El propósito de esta reunión fue la generación de un conocimiento compartido sobre las actividades implementadas por cada socio; también una construcción de fuertes alianzas entre los participantes del proyecto, en especial considerando que el mes de octubre marca el inicio del segundo año de las actividades en la prevención del Zika apoyadas por USAID.” – dijo el Dr. Luis Alfonso Hoyos Molina, presidente de la filial en Medellín de la CRC.

Al nivel de la Cruz Roja Colombiana, la visita dio lugar a un fortalecimiento de la coordinación con la seccional Antioquia  de la CRC, la cual actualmente implemente varias actividades del proyecto CAZ. Una de estas, es la instalación de las ovitrampas en 2 comunidades de Medellín, que involucra 40 familias a través de la instalación de 80 ovitrampas. En este sentido, la seccional de Antioquia está trabajando de una manera innovadora, usando geolocalización y un servidor centralizado para asegurar el rastreo de la data de cada una de la ovitrampas y también su registro que construye un historial de monitoreo de las ovitrampas.

Adicionalmente, los equipos de la FICR y la CRC tuvieron la oportunidad de visitar la Universidad de Antioquia, departamento de PECET, para aprender sobre el Programa Mundial del Mosquito (World Mosquito Program). El programa trabaja en 10 países alrededor del mundo y utiliza la bacteria de Wolbachia para reducir la habilidad de los mosquitos para a transmitir virus del Zika, dengue y la chikungunya. El proyecto CAZ anticipa una fuerte coordinación con los actores claves en el tema, para alcanzar  un objetivo conjunto, el de prevenir las enfermedades transmitidas por los mosquitos.

Para el proyecto CAZ, la coordinación entre los socios que trabajan en la salud comunitaria y particularmente en la prevención de enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti, es un componente esencial para el éxito de la implementación de los objetivos del proyecto. El apalancar las fortalezas de cada uno de los socios del proyecto y  coordinar de una manera articulada, fomentará los cambios de comportamiento positivos en las comunidades y promoverá la prevención de las arbovirosis como el Zika, dengue y chikungunya.